viernes, 6 de junio de 2008

Ni tan loco...

Esta nota salió hoy en el diario Expreso:
Secretario de Salud sugiere que niños estudien con calor.
Para que los niños y maestros desempeñen sus labores en la escuela no es indispensable contar con aparatos de refrigeración en las aulas, consideró el secretario de Salud, Raymundo López Vucovich.

Por Mario Lugo mariolugo@expreso.com.mx Para que los niños y maestros desempeñen sus labores en la escuela no es indispensable contar con aparatos de refrigeración en las aulas, consideró el secretario de Salud, Raymundo López Vucovich.

“Yo creo que lo que debemos permitir es que los niños aprendan a vivir en su medio ambiente, que los niños aprendan que debe haber una serie de medidas antes que un aparato de refrigeración”, dijo el funcionario.

Explicó que los sistemas de refrigeración pueden ser un problema para los niños por el cambio brusco de temperatura al que están expuestos cuando entran del recreo.

“No creo que sea indispensable tener una refrigeración para que un maestro enseñe bien su clase y para que un niño lo capte”, consideró el secretario de Salud.

Cuando vi el encabezado, inmediatamente pensé que este tipo estaba loco. Pero luego de leer lo que realmente dijo, no me pareció tanto. Es que en cierta forma, aunque ahora nos parezca inhumano, lo que dice es cierto. Los niños deben aprender a vivir en su ambiente y como contrarrestar sus efectos.

¿Es qué acaso no recuerdan como era cuando teníamos esa edad? Jugábamos en el sol todo el día y sin supervisión y no nos pasaba nada, pues estábamos acostumbrados y sabíamos como y cuando debíamos cuidarnos. Tomábamos agua a cada oportunidad y cuando de plano no se podía, decidíamos hacer otras cosas que no nos expusieran tanto al clima. No digo que nuestra generación sea más fuerte ni nada parecido, simplemente estábamos acostumbrados. Igual, ahora, no podemos hacer lo mismo, pues ahora estamos acostumbrados a las comodidades de aire acondicionado en casa, carro, oficina, restaurantes, tiendas y cualquier otro lado. Igual, nuestra costumbre de mantenernos hidratados se ha perdido y cualquier tiempo de más afuera y nos andamos desvaneciendo.

Pensando en esto, lo que dijo el Secretario no es tan descabellado. En algún momento, debemos enseñar a nuestros hijos que lo normal es afuera y no dentro de los cuartos refrigerados. Así enseñarles que, sin serlo completamente, el aire acondicionado es algo más cercano a un lujo que a una necesidad.

9 comentarios:

omar dijo...

Hola,

si entendi bien, tu estas hablando de jugar en exteriores y Raymundo habla de estudiar dentro del aula.

Creo que no hay mucho en comun entre las dos actividades, o quizas podrias relatar como pasas la semana trabajando sin refrigeracion con un 100% de productividad.


buen blog (Y)

Juan dijo...

Gracias por el comentario. Al parecer olvidé mencionar que no solo era el jugar fuera, sino cualquier otra actividad que realizáramos. Podíamos estar estudiando, jugando, trabajando y cualquier otra cosa sin que el calor fuera algo que nos agobiara. La mayoría de nosotros teníamos solamente abanicos o coolers en nuestros salones y no por eso estudiábamos menos.

Desgraciadamente, los aires acondicionados se han vuelto algo de todos los días y tener uno se ha vuelto indispensable. Ese es el punto que creo que quiere hacer el Secretario. Ahora, no significa que sea una buena justificación, solo digo que no está tan ridícula.

Juan dijo...

Omar dijo:
"Creo que no hay mucho en comun entre las dos actividades, o quizas podrias relatar como pasas la semana trabajando sin refrigeracion con un 100% de productividad."

Juan dijo:
"No digo que nuestra generación sea más fuerte ni nada parecido, simplemente estábamos acostumbrados. Igual, ahora, no podemos hacer lo mismo, pues ahora estamos acostumbrados a las comodidades de aire acondicionado en casa, carro, oficina, restaurantes, tiendas y cualquier otro lado. Igual, nuestra costumbre de mantenernos hidratados se ha perdido y cualquier tiempo de más afuera y nos andamos desvaneciendo."

Lev dijo...

Estoy de acuerdo en mucho con lo que dice el Secretario de Salud. Sin embargo, hay que poner la muestra. Por ejemplo, si el niño, sin aire acondicionado, puede estudiar y aprender sin problemas; entonces muchos adultos pueden trabajar sin problemas en labores de oficina (sin hacer esfuerzos fisícos) sin contar con aire acondicionado. Entonces sería bueno que no se gaste dinero en aire acondicionado en algunas oficinas que no se requiera (las que serían un gran número de oficinas públicas, con abanicos y coolers sería suficiente). Por el otro lado, entiendo tu postura de que el aire acondicionado es un lujo en estos días. Hace días comente con mi esposa que como es posible que de niño me la pasaba jugando en el sol todo el día (y quiero decir horas, de 3 a 4 horas, aparte de jugar en el recreo, a la hora de salida de la escuela 1 de la tarde, luego entrenaba beisbol de 4 a 6 de la tarde y había veces que después de esto me iba a jugar basket por la tarde-noche) y con solo tomar agua no tenía problemas. Ahora, eso no se hace ni de broma, sería loco el que hiciera eso hoy en día (siendo que antes muchos niños lo hacíamos). Pero estamos en una época donde el consumismo (blog anterior) nos hace necesitar cosas que realmente son lujos. En la película-caricatura 'Vecinos Invasores' ('Over the Edege') el Mapache menciona "Esto es un SUV (automovil todo terreno o Sport Utility Vehicle), los humanos lo usan porque están perdiendo la capacidad para caminar", sería bueno reflexionar en eso.

Diana V. dijo...

Creo que este es un tema muy interesante. Al principio cuando empece a leer la nota me quede :|... No podía creer lo que decía, como van a dejar a los niños así en el calor, pero después de reflexionar un poco, tienes razón, antes no necesitabamos refrigeración en el salón, solo el aerocooler y no siempre funcionaba, y no nos pasaba nada.
Ahora, también hay que pensar un poco en lo que comenta Lev sobre poner el ejemplo, si van a dejar a los niños sin aire, también dejen a los adultos en su trabajo.
Aunque también sería importante tomar en cuanta que ahora estamos alcanzando temperaturas que antes no teniamos en nuestra ciudad? (si esto no es correcto, por favor corriganme).Esto sería algo en que pensar, porque no sería lo mismo que vivimos nosotros cuando eramos pequeños.

ana maria dijo...

seamos honestos,

yo he sido maestra para niños de primaria y secundaria... me ha tocado dar clases en ambos ambientes, y no se puede comparar el nivel de concentracion que un grupo de alumnos logra si estudian en el caloron a si estudian en un ambiente con temperatura adecuada.

con todo respeto, creo que cualquier actividad que implique esfuerzo intelectual no se puede comparar a un juego en el recreo, o a una actividad física.

si es así, creo que haría falta comprobarlo con algún estudio, por que yo tengo recuerdos muy diferentes (muchos) de mis años de primaria y secundaria.

recuerdo entretenerme viendo caer gotitas de sudor en mi mesabanco, para atinarle a un hoyo de la pintura mientras la maestra hablaba.

recuerdo muchas clases en la que todos estabamos ocupados haciendo abanicos de papel.

recuerdo muchas clases en que nos peleabamos por moverle a las rejas del cooler / aerocooler para que le diera a nuestra fila.

recuerdo que ni en la primaria, secundaria ni prepa, ni universidad me he sentido capaz de estudiar o leer un libro en un ambiente tan caluroso como los salones de la escuela despues de las 10 de la mañana.

lo más probable es que este blog haya sido escrito en un cuarto con refri, porque es muy facil emitir este tipo de juicios asi nomas, "sin pensarla".

Juan dijo...

Ana María:

Vuelvo a decirlo, no pienso que lo que dijo el Secretario sea una buena justificación, solo digo que no está tan loco decirlo si comparamos con lo que todos vivimos en algún tiempo y como la mayoría de los mismos niños no tienen refrigeración en sus casas.

Por favor, como tu dices antes de emitir juicios asegúrate de que hayas leído bien o que no lo hayan aclarado antes.

Juan dijo...

Por cierto, cuando hayas trabajado en un cuarto con las paredes de cristal de la Torre de Hermosillo, donde pega el sol en todo momento y donde no puedes abrir ventanas y más de 10 personas con sus respectivas computadoras estén emitiendo calor y que la refrigeración no sirva... entonces te darás cuenta que cualquier otro cuarto es una delicia en comparación.

El Tío César dijo...

Empecemos por el principio: es obvio que la cabaza de la nota es de un oportunismo sensacionalista con interes políticos evidentes. No cabe duda, así es el "periodismo" sonorense.
Ahora bien, parte de la educación que se imparte en las escuelas debe incluir el vivir en el entorno, en qué acciones y qué medidas tomar, y no sólo repasar los libros.
También hay que considerar qué es lo más conveniente para un salón de clases con más de 40 niños: un equipo de alta capacidad, o instalaciones adaptadas que proporcionen aislamiento al clima externo. Si llenamos las escuelas de aires acondicionados, tendríamos que además del enorme gasto por el consumo eléctrico (que lo vale, pues son nuestro chamacos) es la falta de una adaptación a un entorno.
También hay que revisar la estadística sobre la progresión de las temperaturas en Hermosillo, es decir, si es verdad que hoy hace más calor que antes y se requiere de medidas drásticas como sería el instalar en todas las escuelas, costosísimos aparatos de refrigeración.
¿No es fácil el tema, verdad?