jueves, 10 de abril de 2008

Mata Mitos: Astrología

Hace un tiempo, comencé a leer sitios de ciencia y me topé con el blog de Phil Plait: BadAstronomy. En este sitio, Phil , alias el BadAstronomer (BA), no habla solamente de astronomía, sino que también incluye un poco de todo, desde ciencia en general hasta política y religión. Leyendo su blog y algunos otros listados en su página, entré en el mundo de la anti-anti-ciencia, la cual tiene como objetivo aclarar, desmentir y tratar de reducir la interminable desinformación que existe en la actualidad. Esta es la razón del nombre del sitio, un lugar donde se desmiente la mala astronomía ... y un poco más.

Uno de los temas que Phil aclara, o más bien destroza, es la Astrología. Las razones son obvias pues la astrología no solo es uno de los mayores mitos del mundo, sino que es básicamente un insulto para la profesión de Phil. Pues bien, con el permiso* del BA comencemos a matar este mito usando su explicación como base (en gran parte solo traduciendo tan correctamente como pueda):

¿Qué es la Astrología?
Existen muchos tipos y sabores, pero todos funcionan con la siguiente primicia: existe una fuerza en los cielos que nos afecta a todos nosotros aquí en la tierra. Hay muchas supuestas explicaciones para esta fuerza, algunos dicen que es gravedad, otros dicen que es electromagnetismo, o incluso algo que no puede ser medido, pero en todas por igual termina siendo que los planetas, estrellas y demás cuerpos celestes tienen algún tipo de influencia sobre nosotros. Si es que dicho efecto existe, entonces por ende debe poder ser medido de alguna forma u otra.

Primero veamos si existe algún efecto de los planetas y las estrellas:

Farzas de la Naturaleza
Digamos que sí existe alguna fuerza por la medio del cual los planetas puedan afectarnos. ¿Cuál sería? Las opciones son limitadas pues la habilidad para afectarnos es débil debido a la distancia que estos se encuentran. De acuerdo a las leyes de la física existen 4 tipos de fuerzas en el universo: gravedad, electromagnetismo, nuclear fuerte y nuclear débil. Estas 2 últimas solo afectan a dentro del núcleo atómico y otras partículas subatómicas, así que es muy pero muy difícil creer que puedan tener cualquier efecto a una escala macroscópica y a grandes (muy grandes) distancias. De hecho la fuerza nuclear fuerte se debilita tan rápidamente que prácticamente desaparece cuando se aleja de la fuente unas cuantas billonésimas partes de un metro.

Así que solo nos quedan la gravedad y el electromagnetismo. Hechémosle un vistazo a ambos. Sabemos bastante de como la gravedad funciona en escalas grandes como la del sistema solar. Básicamente, la gravedad de un objeto depende de dos cosas: su masa y la distancia a la que se encuentra. Entre más masivo sea el objeto, más fuerte su gravedad. Entre más cerca esté, más es lo que te afecta su gravedad. Todo esto se escucha bueno y bonito pero necesitamos meterle números para poder analizarla. Por ejemplo, Júpiter tiene cerca de 25,000 veces la masa de la luna, lo cual es bastante, pero a su vez se encuentra a una distancia 1500 veces más lejos. Así que, ¿cuál de las 2 gana en el juego de la gravedad? ¿Masa o distancia?

En este caso en particular, la distancia ... y por mucho. Esto significa que la gravedad de los planetas del sistema solar es tan solo una pequeña fracción del efecto de la gravedad de la luna. Así que, si la gravedad fuera la fuerza detrás del razonamiento de la Astrología, entonces la luna dominaría a todos los demás planetas juntos. Sin embargo, no lo hace en ningún horóscopo astrológico.

Entonces, descartada la gravedad, nos queda el electromagnetismo. ¿Podrá ser?

Como dijimos anteriormente, la gravedad depende de la masa y la distancia. El electromagnetismo (EM) depende de cargas eléctricas y distancia. El problema aquí es que la mayoría de los objetos grandes no tienen una carga eléctrica. Las cargas eléctricas vienen de partículas cargadas, como lo son los protones y electrones, pero cargas opuestas se atraen tan bien que es difícil encontrar una sin la otra, lo que significa que los planetas son en general eléctricamente neutrales.

Algunos planetas, por otras razones, tienen campos magnéticos, pero estos campos solamente son fuertes cerca de su planeta generador. El campo de Júpiter es inmenso, pero éste está tan lejos de la Tierra que no tiene ningún efecto real en nosotros. En cambio, el Sol es por mucho la fuente de EM más grande del sistema solar. Su campo magnético nos afecta directamente, en especial cuando hay ráfagas y otras explosiones, las cuales afectan el campo magnético terrestre en forma impresionante (en 1989, un evento así causó un apagón en el área de Quebec en Canadá). Entonces, el Sol debería de ser la única fuente de efectos astrológicos. Sin embargo, los astrólogos tienden a ignorarlo o darle una porción mucho más grande del efecto a los planetas. En cualquier caso, la fuerza EM de todos los planetas del sistema solar combinados es minúscula en comparación a la fuerza del Sol. Si el EM es la fuerza detrás de la Astrología, los planetas podrían fácilmente ser ignorados.

¡Se nos acabaron las fuerzas!

La única opción para los astrólogos sería una fuerza aún desconocida por la ciencia, pero esa opción es si acaso muy, pero muy débil. Veamos porque:

Hasta donde sabemos, todas las fuerzas se debilitan con la distancia. Un objeto más lejano tiene una fuerza menor que el efecto de uno más cercano. Aún así, los astrólogos dicen que todos los planetas tienen un efecto igual (o al menos comparable), así que el más cercano Venus y el muy distante Plutón ejercen el mismo poder sobre ti (al menos en un sentido mensurable por medio del cual afectan tu vida de alguna forma u otra). Esto significa, según los mismos astrólogos, que la distancia no debe ser un factor con esta fuerza desconocida. Obviamente, la masa tampoco lo sería, o Júpiter dominaría a los demás planetas y el pequeño Mercurio sería ignorado.

¿Pero qué pasa con los asteroides? Estos son pedazos de roca y metal que también orbitan al Sol al igual que los planetas. La mayoría de los asteroides están más cercanos a la tierra que a los planetas externos, así que deberían de tener algún efecto. El problema es que existen mucho, pero muchos asteroides. Dan Durda ha calculado que existen mil millones de asteroides en el sistema solar que son de al menos 100 metros de diámetro. Eso es mucha masa! ¿Entonces por qué los astrólogos no los incluyen en sus horóscopos?

Todavía se pone peor para la Astrología. Los astrónomos están encontrando cientos de planetas alrededor de otras estrellas. Por supuesto, estos planetas están muy distantes, pero oye, la distancia no es un problema! Por lo tanto, estos planetas deben afectarnos también. Claro está estos planetas son los descubiertos hasta ahora. Tomando en cuenta los que hemos ido encontrando y los tipos de estrellas que orbitan, es razonable y hasta conservador decir que existen miles de millones de planetas solamente en nuestra galaxia! Están por todas partes! ¿Por qué los astrólogos no los incluyen en sus horóscopos?

Aquí está otra forma de pensarlo. Los astrónomos (los científicos reales) pueden determinar que dichos planetas existen debido a sus efectos reales en sus estrellas anfitrionas. Si estos planetas pueden afectarnos, como deberían según las reglas de los propios astrólogos, entonces, ¿por qué los astrólogos no los predicen? ¿Por qué ni un solo astrólogo en 50 años ha dicho "debe haber planetas alrededor de otras estrellas, porque lo podemos ver en nuestros datos!"? No lo han hecho porque no pueden. Sus "datos" no tienen sentido. De nuevo, según las reglas de los propios astrólogos, todos esos planetas simplemente opacarían los planetas locales, disminuyendo drásticamente sus efectos.

Recuerden, lo repito una y otra vez porque es importante, todo esto es jugando según las reglas de los mismos astrólogos. Así que no puede ser una fuerza conocida o desconocida. Eso nos deja sin nada. La Astrología no funciona.

En la imprecisión confiamos
Muchas personas aseguran que sus horóscopos son ciertos. Estas personas rutinariamente dicen que el horóscopo predijo algo que se volvió realidad. Pero esto se debe a varias fallas de lógica. Primero que nada se debe preguntar ¿qué tan ciertas realmente fueron estas predicciones? ¿Decía algo como "Dinero vendrá" y te encontraste un peso en el suelo? ¿O fue algo más específico como "Te encontrarás un peso en el suelo"? La diferencia está en que una predicción específica rara vez acierta, mientras que una vaga rara vez se equivoca.

Además, ¿Acaso el horóscopo acertó en todo lo que dijo? ¿Te contactó ese viejo amigo? ¿Pudiste resolver ese pendiente? ¿En verdad encontraste el amor hoy? En otras palabras, ¿cuántas de las predicciones fueron ciertas y cuántas no? La gente tiende a recordar los aciertos y olvidar las equivocaciones.

¿Todavía dudas? James Randi llevó a cabo una demostración de como la gente es engañada por la Astrología tan fácilmente. Randi fue a un salón de clases, pretendiendo ser un astrólogo y les dio su horóscopo a todos los estudiantes. Hizo que leyeran y dieran una calificación para la precisión del horóscopo y casi de manera unánime le dieron una calificación de precisos. El problema estaba en que les pidió que pasaran unos a otros los horóscopos y los estudiantes se dieron cuenta de que todos los horóscopos eran exactamente iguales. Se redactaron lo suficientemente vagos para que cada estudiante en el salón pensara que estaban siendo descritos de manera acertada. Los horóscopos eran tan vagos que le atinaban a casi todos, haciendo que sus poderes predictivos no tuvieran valor. Todo estaba en las mentes de los estudiantes.

Los astrólogos dependen de nuestra falta de habilidad recordar cuando se equivocan, así como de nuestra infalible habilidad para ver patrones en cualquier cosa (en otras palabras, decir algo que tal vez, posiblemente de una manera muy vaga se parezca a algo que nos pueda describir).

Causa y Defecto
Como se dijo antes, no puede haber ningún efecto sobre nosotros de parte de alguna "fuerza astrológica", sin importar como asumamos la forma en que funciona. No importa que, la evidencia contradice tal afirmación. Además, muchas afirmaciones astrológicas, incluso las aparentemente acertadas, podrían no ser nada más que trucos. Pero aún así, todo esto no significa que la Astrología está mal. ¿Existe algo que realmente pruebe que la Astrología es un fraude?

Claro que existe!

Para darles más cuerda de donde colgarse, asumamos que a pesar de toda evidencia científica en contra, sí existe alguna tipo de efecto sobre nosotros de parte de los planetas. Si esto existe entonces se puede medir y para que los astrólogos puedan usarlo para elaborar los horóscopos, sus afirmaciones deben ser consistentes. Después de todo, si la fuerza no puede medirse, no puede tener efecto sobre nosotros y si los astrólogos dicen que dicha fuerza sí existe, entonces todas sus afirmaciones deben basarse en esa fuerza y éstas deberían ser consistentes unas con las otras.

Sorpresa, sorpresa! Las afirmaciones no son consistentes. Ni siquiera internamente!

El recuento de los daños
Pero, ¿cuál es el daño? Ok, la Astrología no funciona, pero es para divertirse, ¿verdad?

Falso!

Para empezar, se estima que cientos de millones de dólares son gastados en Astrología cada año solamente en los Estados Unidos. Estamos hablando de dinero real, gastado en algo que no funciona.

Además, la Astrología promueve la peor cosa en el mundo: la falta de pensamiento de análisis crítico. Entre más enseñemos a las personas a simplemente aceptar historias anecdóticas, rumores, información filtrada (seleccionar lo que apoya tus afirmaciones pero ignorando lo que no), y las que de plano son mentiras directas, más difícil es que las personas piensen claramente. No se puede remarcar más. La falta de pensamiento de análisis crítico está haciendo pedazos al mundo, y aunque la Astrología podrá no ser el principal factor, claramente tiene su efecto.

Conclusión
La Astrología es falsa y hace mucho, pero mucho daño.

*Literalmente le pedí permiso para usar y traducir el contenido de su sitio.

1 comentario:

Fabiola Suseth dijo...

Buen articulo! Yo nunca he creído en la astrología, pero tengo amigas (ninguna de las de uni que yo sepa) que si creen y ademas hasta van a que les lean las cartas y cosas por el estilo y pues ellas te alegan y alegan que si les sale verdad lo que les dicen y te dan ejemplos un poco extraños a veces.. así que les enviare tu liga a una que otra :P

Saludos!