lunes, 9 de junio de 2008

Verdadero IRONMAN

Hace tiempo, había escuchado acerca de esta historia pero hasta ahora me llegó un correo con el video. Por favor, dense la oportunidad de primero leer y posteriormente de ver el video. Aquí el contenido del email:

Esta historia es de un padre Australiano que realizaba año con año el Ironman de Australia, y su mayor ilusión era competir a lado de su hijo dicha prueba, el cual y por desgracia nació con parálisis cerebral.

El australiano nunca vio la situación de su hijo como obstáculo y entrenó muy fuerte junto con su hijo por varios años hasta que llegó la hora. El Australiano de aproximadamente 60 años inscribió a su hijo y a él mismo al Ironman de Australia. Esta es una prueba para gente grande, realmente gente con mentalidad ganadora, ejemplar, y con convicciones realmente fuertes, y terminar un Ironman es algo fuera de este mundo. Para darles un parámetro. La competencia está compuesta por tres partes comenzando casi siempre al amanecer:

  1. Nadar en el mar, o lago un tramo de 4 kms.
  2. Salir de nadar y tomar la bicicleta de ruta y recorrer un trayecto de 180 kms ininterrumpidos, con subidas y bajadas muy pesadas.
  3. Terminando la ruta de bicicleta, se termina la prueba con un maratón de 42.5 kms, lo cual es una prueba extremadamente agotadora.

Los mejores del mundo lo hacen en 8 horas 15 minutos aproximadamente. El australiano de esta historia lo terminó en casi 17 horas.

Espero lo disfruten y aprendan de él como yo, créanme que éste es un ejemplo de vida.

video

Acuérdense de esta historia la próxima vez que alguien les diga que no se puede hacer algo porque nadie más lo ha hecho o porque parece imposible.

...Ni tan errados

La semana pasada publiqué un artículo acerca la necesidad de aires acondicionados en las escuelas. En él, yo defendía, en cierta forma, lo dicho por el Secretario de Salud acerca de la necesidad de aires acondicionados en las escuelas y al parecer, el Gobernador del Estado pensó lo mismo:
En décadas pasadas había menos días de calor extremo que los que se registran actualmente

Por Orietta Fupen ofupen@expreso.com.mx Cuando el Gobernador Eduardo Bours dijo que no entendía por qué los niños de ahora piden aires acondicionados en las escuelas, si “en sus tiempos” no eran necesarios… no estaba tan errado. En efecto, hace más de 30 años, los días de calor extremo no eran tantos.

Los estudiantes del año 1975 sólo tuvieron que “aguantar” 22 días con temperaturas que superaron los 40°C en Hermosillo, mientras que los de 2007 sufrieron el doble de días, y en algunas generaciones, como la de 1999, llegaron a sentir 87 días con 40°C o más.

Según las estadísticas recopiladas por el jefe de Meteorología de la Comisión Nacional del Agua (CNA), Martín Barrón Félix, la cantidad de días al año que rebasan los 35°C y los 40°C han aumentado gradualmente en las últimas tres décadas.
Hay que admitir cuando uno se equivoca cuando se lo demuestran. Hasta cierto punto...

Al parecer los días de temperaturas extremas han aumentado. Ojo, esto no significa que las temperaturas máximas se hayan elevado, tal vez lo hicieron, no lo sé. Lo que dice es que los días en que el calor es considerado extremo (arriba de 40°C) han aumentado en las últimas décadas. Esto no significa que haga más calor, sino que son más los días de calor.

Por lo tanto, el punto de que en aquel entonces, los aparatos de refrigeración no eran indispensables, sigue siendo válido (por ahora), pero al mismo tiempo, son más los días de calor los que los niños de ahora deben soportar estando en período de clases.